El primer anuncio invisible del mundo

El objetivo de toda campaña publicitaria es que sea vista por el mayor número posible de personas, razón por la cual parece disparatada la idea de crear un anuncio invisible. Sin embargo, Axe ha demostrado que no solo es posible, sino puede llegar a dar incluso mejores resultados que un anuncio a la vista de todo el mundo.

La acción tuvo lugar en las calles de Sydney (Australia), como parte de la campaña promocional de su nueva línea Lynx Anarchy. Allí habilitaron una casa muy especial cuyas ventanas escondían un secreto, ya que a través de ellas aparentemente no se veía nada.

Pero sus llamativas luces blancas eran todo un reclamo que llamó la atención de cientos de ‘mirones’. ¿Cómo se podría ver lo que estaba pasando dentro?

La solución la tenían las azafatas de la marca colocadas frente a la enigmática vivienda. A todo aquel que se mostrara interesado por las ventanas le daban unas gafas de sol polarizadas, que ‘milagrosamente’ mostraban lo que estaba ocurriendo dentro de la casa. En realidad, las ventanas eran pantallas LCD cuyas imágenes únicamente podían verse usando lentes de este tipo.

Cuando los curiosos miraban a la vivienda con las gafas puestas, se sorprendían viendo a través de sus cristales escenas de todo tipo. En algunas habitaciones había parejas en actitud muy cariñosa escenificando el popular ‘efecto Axe’. El cuarto de baño aparecía totalmente inundado mientras un perro nadaba dentro de él, y en la estancia contigua un enigmático mono daba palmas. Todas ellas, situaciones que encajaban con el eslogan de su nueva línea de productos: “Da rienda suelta al caos”.

Pese a tratarse de un anuncio invisible, salvo para aquellos que usaron las gafas, la marca consiguió paradójicamente una gran visibilidad en la red. Un gran número de personas hicieron fotos de la casa y las colgaron en sus perfiles online, además de la notoriedad generada a tras la publicación de artículos sobre la campaña en diversos medios y blogs. Lo invisible se volvió muy visible…

El ‘efecto Axe’ a través de una puerta giratoria
Las campañas de Axe llevan muchos años caracterizándose por su originalidad y en algunos casos por generar polémica. El tan promocionado ‘efecto Axe’, que hace que las mujeres no puedan resistirse al hombre que utiliza el desodorante, ha sido acusado constantemente de machista. Sin embargo, la marca sigue explotándolo creativamente en todo tipo de soportes.

El último de ellos es una puerta giratoria, en cuyos cristales hay imágenes de mujeres tumbadas en una cama. En la pared contigua hay una foto fija de un hombre tumbado en el otro lado del colchón. Cuando la puerta gira, el efecto óptico que se produce es que todas las mujeres van compartiendo lecho con el afortunado portador del desodorante.

Acerca de Patricia Juberias

https://patyjg.wordpress.com

Publicado el 25 mayo, 2012 en Branding y Diseño, DISEÑO Y NUEVAS TECNOLOGIAS, Marketing / Neuromarketing, Publicidad y creatividad, WP GENERAL y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: